Usted está aquí

Património Paleontológico

Se conocen en Galve, más de una cincuentena de yacimientos con restos de dinosaurios y otros vertebrados mesozoicos. Las evidencias geológicas y paleontológicas muestran que durante 20 millones de años, en Galve se instaló un ecosistema repleto de dinosaurios tireóforos (entre los que por ejemplo se encuentra Stegosaurus), terópodos, saurópodos y ornitópodos, que convivieron con al menos tres tipos distintos de cocodrilos, pterosaurios (reptiles voladores), tortugas, numerosos peces y tiburones, lagartos, anfibios y también con pequeños mamíferos.

Los estudios sedimentológicos indican que el medio ambiente fue cambiando durante todo ese tiempo, pasando Galve de estar en una zona marina poco profunda, seguida de una zona costera (donde se habitaba Galvesaurus) para terminar cubierta por un gran delta y una zona continental con lagos y charcas dispersas. Esto implica que el Tethys (nombre del antiguo océano cuyo reducto es el actual mar Mediterráneo), perdía terreno, y su línea de costa se desplazaba hacia el este. En aquel tiempo la conformación de los continentes era bastante distinta a la actual.

Historia
Galve es bien conocido por los descubrimientos de dinosaurios y mamíferos del Cretácico Inferior. La historia comienza en la década de los 40 cuando el joven José María Herrero, con sólo 10 años de edad, se interesaba por los fósiles de invertebrados, sobre todo por las explicaciones del maestro sobre la fosilización. Cuando labraba unas tierras familiares encontró un fragmento de tronco fosilizado que le hizo pensar que en esos "terrenos" podía haber fósiles continentales, y además los pastores le habían comentado en más de una ocasión que se habían encontrado huesos de mulos petrificados. Con la idea de conocer la historia natural de su pueblo, José María encontró los primeros restos de dinosaurios en una localidad conocida en la literatura paleontológica como yacimiento de la Maca. Después comenzó una prospección exhaustiva que ha durado los siguientes 40 años de su vida, primero en solitario y posteriormente junto a los hijos encontrando más de 60 yacimientos de vertebrados, muchos de ellos de gran importancia científica, pues son únicos en el mundo.

Luis Español Marzo, escribió un artículo en el periódico Lucha (hoy diario de Teruel) sobre los huesos de Galve a finales de la década de los cincuenta. Este fue el punto de partida para que Fernández Galiano, un profesor de Ciencias Naturales en Teruel, se interesase por estos huesos y el Museo Provincial de Teruel realizase las primeras excavaciones. Uno de los descubrimientos más curiosos fue el de las Zabacheras. Este yacimiento lo encontró José María a la orilla de la carretera de entrada al pueblo, construida sobre el año 1934, y cuyo trazado cortó el yacimiento, y cuantos materiales aparecían eran transportados por los obreros como relleno del firme, tras recuperar lo que quedó fue restaurado y guardado. Se había encontrado por primera vez en España un saurópodo, que, como veremos más adelante, resultó ser único en el mundo.

A las primeras excavaciones y estudios siguieron, en la década de los sesenta, los de la Universidad de Berlín con el Dr. Walter Kühne a la cabeza; de la Universidad de París, con el Dr. Lapparent; del Museo Miquel Crusafont, de Sabadell, con el Dr. Miquel Crusafont, Dr. M.L. Casanovas, y Dr. J.V. Santafé; de la Autónoma de Madrid, con el Dr. José Luis Sanz, y paleontólogos de la Universidad de Zaragoza. El estudio paleontológico de los diferentes restos de vertebrados se encuentra recopilado en más de 50 publicaciones científicas, aunque la mayor parte de los fósiles están por estudiar.

En la actualidad, los estudios que se están realizando sobre los vertebrados de Galve añaden nueva luz sobre los mismos que vivieron en estas tierras hace unos 130 millones de años: dinosaurios, cocodrilos, reptiles voladores, tortugas, anfibios, mamíferos, tiburones y otros "peces", y la comunidad que formaban, su ecología, el clima y el paisaje. Estos trabajos muestran que el conocimiento sobre los dinosaurios de Galve es todavía muy pequeño y cada día se plantean nuevas incógnitas que no dejan de sorprendernos.

Entre los dinosaurios más destacados tenemos:

El Iguanodon es el dinosaurio más abundante de Galve, se han encontrado partes de varios esqueletos, dientes y vértebras aisladas. Las vértebras de Iguanodon del yacimiento de la Maca fueron los primeros restos de dinosaurios hallados en Galve.
El Iguanodon es un dinosaurio ornitisquio (con cabeza de ave). Tiene un cráneo grande si se compara con el cuerpo, y un hocico alargado que termina en un "pico" córneo y sin dientes. La mano tiene 5 dedos, con el pulgar en forma de pitón cónico y rígido que no puede tocar a los demás dedos. Tiene unos brazos cortos y unas patas traseras fuertes, lo que le da una complexión general robusta.

Las reconstrucciones más antiguas dibujan a este dinosaurio parecido a un canguro, es decir, en posición bípeda y la cola apoyándose en el suelo. Los estudios sobre huellas de Iguanodóntidos (Las Cerradicas, por ejemplo) nos revelan que estos dinosaurios no apoyaban la cola al andar y que en general caminaban sobre las dos patas traseras aunque a veces podían apoyar las delanteras. La cola sería un elemento de equilibrio. Vivían en manadas alimentándose de la abundante vegetación de las marismas, albuferas y estuarios que constituirían los principales elementos del paisaje durante el Cretácico Inferior en Galve. El vivir en manadas sería su principal defensa contra los depredadores, probablemente los machos adultos, estarían situados en la periferia de la manada, y en el centro estarían los individuos juveniles o los más indefensos, algo parecido a las manadas de los grandes bóvidos de la actualidad. El pitón o pulgar modificado que se encuentra en la mano se interpreta como un arma de defensa frente a los depredadores.

Los Hypsilofodóntidos: Estos pequeños dinosaurios herbívoros se encuentran representados en Galve por dientes sueltos y por un ejemplar que es el hypsilofodóntico más completo que ha aparecido, ya que se han recuperado más de 100 restos procedentes del mismo individuo: las patas, la cadera y parte de la comuna vertebral.

Estos dinosaurios, como la mayoría de los ornitisquios, comparten con los iguanodóntidos la presencia de "picos" córneos, que se encuentran en la parte anterior de las mandíbulas. En la parte posterior, unos dientes, de forma parecida a los de las iguanas, están especializados para la masticación de plantas con envoltura dura. Los hypsilofodóntidos son ornitisquios de pequeño a mediano tamaño y tienen los miembros esbeltos en relación con el cuerpo. Las extremidades posteriores tienen los hu esos alargados, el hueso más robusto es el fémur y están altamente especializadas par correr. En la mano tienen garras fuertes y puntiagudas.

A finales del siglo pasado se consideraba que estos dinosaurios vivían en las ramas de los árboles. Por esta razón hay numerosas reconstrucciones de Hypsilophodon encaramado a un árbol. A partir de las investigaciones del paleontólogo Dr. Peter Galton se sabe que este dinosaurio estaba adaptado a vivir en tierras abiertas y llanas ya que tienen miembros típicos de animales bípedos y buenos corredores. Se dentadura es poderosa y sería capaz de romper las plantas más duras, además la presencia de mejillas carnosas impedían que elo alimento se cayera por los lados de la boca y por tanto se prolongaba el tiempo de masticación, éxito evolutivo casi exclusivo en los mamíferos herbívoros actuales. Tanto por su forma de vida como por su alimentación, se les ha considerado como gacelas del Cretácico.

El Aragosaurus, de entre los saurópodos destaca Aragosaurus, encontrado en el yacimiento de Las Zabacheras, en los años 50 del siglo XX. Se trata del primer dinosaurio definido en España por Sanz, Buscalioni, Casanovas y Santafe 1987.

Aragosaurus fue un pesado herbívoro de casi 18 m de longitud y aproximadamente 20.000 kg de peso, que vivió en los ambientes cercanos a la línea de costa del Thetys. Los dientes tiene forma espatulada, ornamentados por surcos longitudinales. Las primeras vértebras caudales son robustas y presentan ensanchamientos en las espinas neurales que debieron servir para el anclaje de los ligamentos que consolidan la región superior de la base de la cola. La única especie debe su nombre (ischiaticus) al robustecimiento de la cadera que se refleja principalmente en el gran desarrollo del proceso púbico del isquion y la expansión mazuda del proceso isquiático (ver imagen). Los brazos de Aragosaurus son más cortos que los miembros posteriores, aunque no tanto como es común en los camarasáuridos. El fémur alcanza la longitud de 1.4 m.

El Galvesaurus: Dinosaurio dedicado a Galve, municipio turolense donde fue encontrado y a José María Herrero. El Yacimiento está en la Cuesta Lonsal. Las dimensiones aproximadas esdtán entre 14 y 17 metros y entre 7 y 10 Tonelasdas de peso.

A pesar de que no se conocen sus pisadas, Galvesaurus, como todos los dinosaurios saurópodos, se desplazaría sobre sus cuatro patas. Vivía en las cercanías de la orilla del mar que por aquel entonces se instaló en Galve y toda esa zona de la Cordillera Ibérica. En estos parajes la vegetación tropical era abundante. Era herbívoro y concretamente ramoneador, es decir, se alimentaba de los brotes tiernos y hojas de diversas coníferas y helechos.

Entre sus principales características: se trata de un saurópodo bastante primitivo, aunque presenta algunos aspectos derivados o exclusivos (lo que motiva entre otras cosas la deducción de que se trata de un nuevo saurópodo). Entre ellos destacan unos húmeros considerablemente largos y gráciles y unas vértebras dorsales altas y a la vez bastante cortas.

Es también muy significativo, por su diversidad y por ser extremadamente difícil su hallazgo en yacimientos mesozoicos, el registro de micromamíferos. Pese a que solo han sido recuperados sus dientes (por otro lado el registro más diagnóstico), se han identificado hasta 8 tipos diferentes. Aunque semejantes en su apariencia externa, pequeños y posiblemente de hábitos nocturnos, los había en Galve herbívoros, insectívoros y omnívoros.

L M M J V S D
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
 
 
 

Encuesta

¿Qué opinion te merece la nueva Web de la Asociación?

Inicio de sesión